Tu Cuidas Yo Cuido

Entre todos nos cuidamos

¡Cuidar también es trabajar!

Necesitamos ahora un sistema nacional de apoyo y cuidado

¿Qué buscamos con Tu Cuidas Yo Cuido?

Muy importante SISTEMA NACIONAL DE APOYO Y CUIDADOS

SISTEMA NACIONAL DE APOYO Y CUIDADOS

¡Urgente! CORRESPONSABILIDAD EN EL CUIDADO

CORRESPONSABILIDAD EN EL CUIDADO




Sistema nacional de apoyo y cuidado

Sistema nacional de apoyo y cuidado

Las y los cuidadores son sujetos de derechos humanos, tal como lo son las personas con discapacidad y cualquiera por el hecho de ser tal.

Hoy en día, la invisibilización a la que se enfrentan atenta contra sus derechos fundamentales y, al hacerlo, también se ven afectados aquéllos a quienes diariamente cuidan.

Avanzar hacia un reconocimiento explícito de sus derechos en la Ley Nº 20.422 parece ser el punto de partida para comenzar a pensar y construir un sistema que proporcione los distintos apoyos necesarios para el cuidado, de esa manera comenzar a cuidar a quienes cuidan.

El actual sistema de apoyo y cuidado no es un sistema creado por ley, necesitamos que se inicie una elaboración y que se inspiren en derechos como:

  1. Tener una buena calidad de vida que permita responder a las exigencias propias de sus labores como cuidadoras y cuidadores, propiciando su recreación y autocuidado, así como su igualdad de oportunidades en materia económica, cultural, social, educacional y laboral.

  2. A que la autoridad competente propenda a la creación de una red de apoyo integral en la que intervengan especialistas tales como psicólogos, psiquiatras y asistentes sociales, además de velar por el derecho de atención prioritaria en la salud primaria al igual que la persona que está a su cuidado

  3. A tener acceso a capacitaciones que les permitan mejorar las herramientas necesarias para llevar a cabo sus labores de cuidado, así como a mecanismos que garanticen su seguridad social y previsional.”



Corresponsabilidad en el cuidado

El cuidado es un tema país, no de las mujeres.

Corresponsabilidad en el cuidado

Los resultados de la última Encuesta Nacional sobre Uso del Tiempo (ENUT) año 2015 realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) muestra por una parte el tiempo invertido en el trabajo doméstico, y por otra, la perpetuación de los roles de género que ratifican que las mujeres son a quienes casi exclusivamente se ha relegado dicha labor.

Según la ENUT, durante los días de semana las mujeres participan 95,5% en el trabajo no remunerado destinando 6,07 horas en promedio, mientras que los hombres participan en 87,2% y destinan 2,74 horas en promedio.

Los fines de semana, las mujeres participan en un 94,6% y destinan 6,12 horas, mientras que los hombres participan en 88,0% y destinan 3,50 horas promedio.

La desigualdad de género que se acentúa aún más cuando presenciamos que la legislación chilena no avanza en el reconocimiento de esta realidad y no proporciona el apoyo que merecen estas mujeres dedicadas al cuidado. Es por ello que avanzar en el principio de corresponsabilidad de los cuidados resulta crucial, permitiéndonos también erradicar patrones de división sexual del trabajo, al igual que instaurar a las y los cuidadores como sujetos de derechos y protección por parte del ordenamiento jurídico.

Sabemos que, si bien, es la principal tarea de nuestro país avanzar en el reconocimiento del cuidado como un derecho para quienes lo requieren y como un trabajo para quienes lo ejercen, también urge desnaturalizar el cuidado como una labor particularmente femenina.

Necesitamos lograr la corresponsabilidad en el cuidado sin importar el género, donde hombres y mujeres asuman este rol equitativamente.

Nos apoyan

Diputado Diego Ibañéz

Diego Ibáñez

Diputado
Diputada Gael Yeomans

Gael Yeomans

Diputada